IMG_2102

En México, se requiere impulsar la inclusión financiera de las población de más bajos ingresos, luego que el crédito de vivienda para este sector sigue siendo el más costoso del mercado.

En la inauguración de la 26 Reunión de Conorevi, el subsecretario de la Sedatu, Alejandro Nieto Enríquez, explicó que es necesario considerar nuevas fórmulas donde los estados sean más participativos.

“Los organismos estatales de vivienda (Orevis) deben tener un papel distinto, ser más dinámicos, y trabajar con nosotros para adaptar las políticas de incentivos a dónde se requiera”, comentó.
Al respecto, Roberto Gaitán Spamer, titular del Conorevi , propuso ampliar el Buró de Crédito -considerar pagos de impuestos puntuales y posesión de bienes inmuebles -, de tal forna que se cree un mejor perfil que permita el ingreso de las personas al sistema financiero.

Agregó que también se debe generar un nuevo regulador para del sector de finanzas populares y no la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para que estas instituciones encuentren un interlocutor adecuado.

Por otro lado, Gaitán Spamer señaló que otro reto será la generación y certidumbre de la reserva, ya que para combatir el rezago en los próximos 20 años se requerirá 72 mil hectáreas.

“Las necesidades anuales son 600 mil viviendas nuevas en los próximos 20 años, 3 mil 600 hectáreas. Además, de 600 mil mejoramientos que requieren certeza juridica”, informó.

Asismismo, indicó que habrá que establecer una metodología de intervención intraurbana para que se generen ciudades compactas, de lo contrario no se alcanzarán los objetivos de la política federal.

“Los Orevis deberán ser contraparte del Instituto Nacional del Suelo Sustentable (INSUS), regular predios urbanos e insertar en el mercado formal reserva”, concluyó Nieto Enríquez.

Por. David Romero
IMG_2142IMG_2101IMG_2104IMG_2105 (2)