Tras el fracaso del programa Crediferente, el Gobierno busca mejorar su programa de créditos hipotecarios a personas que no están afiliadas a ningún organismo de vivienda a través de una mayor garantía a los acreditados, adelantó Alberto Cano, director general de Sociedad Hipotecaria Federal (SHF).
El programa Crediferente incluye una garantía por parte del Gobierno de 6 por ciento, pero con los cambios ésta aumentará a 30 por ciento para que participe más la banca comercial.
«Ahora llamamos al programa Garantía SHF Hipotecaria y va a operar con una diferencia; el año pasado el programa fue muy pequeño y tenía una garantía de 6.66 por ciento, ahora vamos a llegar hasta 30 por ciento, esto va a detonar por mucho el apetito y la necesidad de este tipo de productos», comentó Cano.
El directivo estimó que podrían colocar entre 11 mil y 12 mil créditos bajo este esquema, con una inversión total de entre 2 mil y 3 mil millones de pesos.
La SHF y la Comisión Nacional de Vivienda pretendían otorgar 22 mil 759 créditos a no afiliados el año pasado, sin embargo, los últimos datos disponibles de ambas instituciones y de desarrolladores muestran que apenas colocaron 2 mil créditos.
Sólo 5 instituciones financieras participaban en este programa: Bancomer, Santander, LI
Financiera, Casa Mexicana y Metrofinanciera.
A través del programa Crediferente los clientes debían ahorrar al menos durante medio año para obtener el crédito para comprar una vivienda, pues de esta manera comprobaban sus ingresos.
Además permitía a los clientes contratar un crédito para vivienda nueva o usada con plazos de 5,10, 15, 20 y hasta 25 años, con un enganche mínimo de 10 por ciento del valor de la casa.
El monto máximo de crédito dependía de la capacidad de pago de la persona y podía ser de hasta un millón de pesos.
El programa funcionaba a través de 4 esquemas distintos: con un ahorro ininterrumpido de 6 meses, renta con opción a compra, demostrando la capacidad de pago a través de otros estados de cuenta o comprobando el pago de la renta del inmueble que se habita.
En un reporte de BBVA Bancomer advierte que los no asalariados tienen ingresos muy volátiles y por ello se necesita un producto con modelos de riesgo y mecanismos de cobranza adecuados.
Para distintos presupuestos
Los créditos hipotecarios del programa Crediferente permitían comprar casas de hasta un millón de pesos. Datos a 2012
CARACTERÍSTICAS CON SUBSIDIO SIN SUBSIDIO
Ingresos del acreditado (pesos) 5,684-9,474 Mayor a 9,474
Valor de la vivienda (pesos) Hasta 378,966 Hasta 1,042,156
Subsidio (pesos) 62,529 No aplica
Plazo del crédito 20 y 25 años 20 y 25 años
Enganche 10% 10%
Fuente: Sociedad Hipotecaria Federal
Intento fallido
De acuerdo con estimaciones de la SHF, el alcance del programa Crediferente en 2012 sería de casi 23 mil personas, pero sólo se otorgaron 2 mil créditos.
OBJETIVO
Ingreso del acreditado Número de acciones
Menos de 5 salarios 9,805
Más de 5 salarios 12,954
Total 22,759
Fuente: BBVA Research