Nallely Ortigoza

(23 agosto 2012).- En 2 años, la Sociedad Hipotecaria Federal y la Comisión Nacional de Vivienda han otorgado 660 millones de pesos para financiar la autoproducción asistida de 5 mil 500 viviendas en zonas rurales y semiurbanas.

En el País, hay 5.7 millones de personas en rezago habitacional en estas zonas, según la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF).

A través de estos créditos, personas de bajos recursos de zonas rurales o semiurbanas reciben un financiamiento por alrededor de 60 mil pesos y otros 60 mil pesos más de subsidio para construir su casa, informó Ariel Cano, director general de la Comisión Nacional de Vivienda.

El financiamiento se emplea para que empresas de vivienda organicen a las comunidades, analicen las necesidades de vivienda, diseñen las casas, y las construyan, dijo Francesco Piazzesi, presidente del Consejo Nacional de Vivienda Verde Sustentable.

«Vamos a una comunidad; integramos los expedientes; vemos la necesidad; capacitamos a la gente; bajamos el subsidio federal, e invitamos a un intermediario financiero certificado por la SHF a que otorgue los créditos a estas familias», detalló Piazzesi, que es también director general de la empresa Échale a tu Casa.

Las viviendas las construyen los habitantes, pero asesorados por empresas.

Javier Gavito, director general de la SHF, dijo que el año pasado otorgaron 2 mil créditos de este tipo y en este año darán 3 mil 500 más.

Entre 50 y 60 por ciento de la vivienda en el País es autoconstruida y cada año 40 por ciento de las casas que se edifican son autoproducidas, según Gavito.

La autoconstrucción sin asistencia involucra largos periodos para terminar una casa, de alrededor de 10 y 15 años y genera sobrecostos de 30 por ciento, señaló el directivo.