Crece esta modalidad 55 veces en 6 años
Karla Rodríguez y Nallely Ortigoza
 
Cd. de México, México (07 noviembre 2012).- La autoconstrucción asistida en México se encuentra en franca expansión, pues en los últimos 6 años el número de unidades edificadas bajo este modelo creció 55 veces.En 2007 apenas se construyeron 297 viviendas con este esquema en el País, mientras que hasta septiembre de este año se han construido 16 mil 369 unidades, lo que da un acumulado de 64 mil casas desarrolladas en el último sexenio con el método de autoconstrucción asistida, según la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi)La autoconstrucción asistida se realiza con la asesoría calificada de profesionistas, constructores, desarrolladores sociales o privados y comprende capacitación, organización y gestión a las características del proceso y de los usuarios, por lo que excluye las remodelaciones y ampliaciones que realizan de forma autónoma habitantes en sus hogares.Échale a Tu casa, Mejoramiento Integral Asistido (MIA), Habvita, Ayúdame que yo También soy Mexicano (ATM) y Mexicana de Servicios para la Vivienda, comenzaron a operar entre 2006 y 2010 como empresas que en alianza con intermediarios financieros, instituciones de
Gobierno, asociaciones civiles y fundaciones públicas o privadas comenzaron a desarrollar
viviendas con este modelo.Guillermo Jaime Calderón, fundador de MIA, aseguró que el potencial de negocios para los desarrolladores de viviendas de bajo costo es alto en el País, debido a que cerca de dos terceras partes de las viviendas existentes están construidas de manera informal, la mayoría en zonas rurales, con estructuras masificadas, inseguras, de pisos de tierra y techos de lámina.Mientras que cerca de 40 intermediarios financieros certificados facilitan el otorgamiento de préstamos accesibles, que son respaldados por el subsidio o líneas de crédito otorgadas por entidades como la Conavi, la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) o Banobras, explicó
Francesco Piazzesi, fundador de ¡Échale a tu casa!

En 2 años, la SHF y la Conavi han otorgado 660 millones de pesos para financiar la autoproducción asistida de 5 mil 500 viviendas en zonas rurales y semiurbanas.

A través de estos créditos, personas de bajos recursos reciben un financiamiento por alrededor de 60 mil pesos y otros 60 mil pesos más de subsidio para construir su casa.

La fundación ATM, ganadora en dos ocasiones del Premio Nacional de Vivienda, apoya sólo a la población de los 50 municipios más pobres del País.

Este tipo de proyectos ha crecido tanto, que la empresa Échale a tu Casa acaba de firmar un compromiso con la Clinton Global Initiative 2012 para construir vivienda digna a 8 mil campesinos en los próximos 3 años.