Pues no son precisamente héroes, pero si es un cuarteto que puede salvar a un importante sector empresarial.

Cuéntelos. Mañana los capitanes del Infonavit,Victor Manuel Borrás; de la Comisión Nacional de Vivienda, Ariel Cano; de la Sociedad Hipotecaria Federal, Javier Gavito, y del Fovissste, Manuel Pérez  Cárdenas, se reunirán para tratar de sacar a los desarrolladores de ese hoyo negro en el que se convirtió el mercado.

¿Cuál hoyo? El que vieron los inversionistas que propiciaron este año una caida de más de 50 por ciento en el valor de las acciones de la cinco grandes del país: Geo, Homex, Urbi, Ara y Sare.

Los desarrolladores se defienden y argumentan que analistas e inversionistas no entienden los cambios en el sector.

Un temor de su contraparte está en el impulso a la vivienda vertical. Perciben que no es fácil vender un departamento porque primero hay que terminar la torre antes de poder vender el primero.

Los desarrolladores aseguran que no quieren construir torres inmensas , la mayoría de la oferta estará compuesta por aquellas de planta baja y dos pisos más.

¿Y que harán los cuatro fantásticos?

Destacar, entre otras cosas, que programas de crédito para personas no afiliadas a instituciones como el Infonavit les darán nuevos clientes a estas compañías.

Pero ellos no saldrán luego, luego, al público. Al menos no parece esa su intención.

Quieren dar confianza al mercado y acabar con la percepción de una crisis de viabilidad en estas empresas, y antes de divulgar la estrategia , se reunirán en corto con los capitantes de estas compañías para diseñar una estrategia que les permita recuperar en el terreno bursátil de aquí al cierre del año.

capitanes@reforma.com