Cd. de México México (08 octubre 2013).- La Secretaría de Desarrollo Agrario, Urbano y Territorial (Sedatu) pretende solicitar para el próximo año 12 mil 500 millones de pesos de presupuesto adicional para subsidiar vivienda.

Jorge Carlos Ramírez Marín, titular de la dependencia federal, dijo que esta cifra, cuya aprobación depende del Congreso de la Unión, es la mayor en la historia de la vivienda en México y pretende acabar con el rezago que el sector presenta desde hace décadas.

«A ésta (cifra) se sumarán más de 18 mil millones de pesos que están disponibles en la Sociedad Hipotecaria Federal para el mismo fin y con condiciones mínimas», detalló durante la reinstalación del Consejo Nacional de Vivienda.

De aprobarse los 12 mil 500 millones, representarían un incremento de 56.25 por ciento en este rubro respecto a los 8 mil millones que tuvieron este año.

De acuerdo con Roberto Gaytán, presidente del Consejo Nacional de Organismos Estatales de Vivienda (Conorevi), quien también participó en el evento, dijo que el rezago en vivienda podría crecer en los próximos años, debido a que las generaciones que integran el bono poblacional ya están alcanzando la edad laboral.

Sin embargo, para que un proyecto inmobiliario sea incluido en los programas de subsidios deberá cumplir con los requisitos de la nueva Política Nacional de Vivienda, añadió Ramírez Marín.

Entre otras cosas, tendrá que ubicarse dentro de las zonas urbanas y no en la periferia, de modo que sus habitantes tengan acceso a todos los servicios, estén cerca de los centros laborales y no tengan gastos excesivos en transporte.

Con la reactivación del Consejo Nacional de Vivienda – organismo que existe desde 2001 pero que no había sesionado en más de cinco años – el titular de la Sedatu anticipó que los esfuerzos para abatir el déficit de vivienda serán más fructíferos.
Durante la sesión inaugural, organismos como la Conferencia Nacional de Municipios de México (Conamn), el Consejo Nacional de Organismos Estatales de Vivienda (Conorevi) y la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi).

Además de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y el Centro Mario Molina expresaron sus puntos de vista sobre las prioridades del sector.

Leticia Quezada, presidenta de la Conamn, pidió la inclusión de los gobiernos municipales en las políticas de desarrollo de vivienda, mientras que Roberto Gaytán, presidente de Conorevi, recomendó redoblar los esfuerzos para reducir los efectos negativos del cambio climático sobre la vivienda.