Recuperan inversión en 4 años. Convienen paneles a usuarios comercial y de alto consumo en el largo plazo

Alejandra Buendía

(14 noviembre 2011).- Mientras que las tarifas de luz comercial y Doméstica de Alto Consumo (DAC) de la CFE van en aumento, el costo de instalar una planta solar en el techo de una casa o empresa se abarata.

Hace 2 años una inversión en paneles solares se recuperaba en 7.1 años, y ahora en 4.3 para usuarios domésticos, principalmente porque el precio de los paneles ha bajado, mientras que el de la electricidad ha
aumentado.

«Con los precios actuales, para un cliente DAC el tiempo de retorno de la inversión es de 4.3 años, lo cual ya lo hace atractivo para los usuarios residenciales», afirmó José Ángel Alanis, director de Solar-te.

De acuerdo con datos de la CFE, la tarifa DAC por kilowatt hora ha subido 21 por ciento en los últimos 2 años, de 2.68 a 3.25 pesos.

En el mismo periodo, el precio por kilowatt hora instalado de paneles solares ha bajado 40 por ciento, de unos 75 mil a 45 mil pesos, según empresas del sector.

Alejandro Díaz, director de la empresa Érgon Solar, explicó que la reducción del precio deriva de una mayor oferta y competencia en este mercado.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Energía Solar (ANES), en todo el País existen alrededor de 50 mil usuarios.

Según empresas del sector, una instalación solar promedio para una casa fluctúa entre los 3.2 y 4.2 kilowatt hora, en una superficie de 25 a 35 metros cuadrados y tendría un costo de entre 165 mil y 214 mil pesos.

Alberto Valdés, secretario de publicaciones de la ANES, detalló que la inversión es a largo plazo, por el tiempo de vida de los paneles solares.

«Los paneles duran en promedio 25 años, pero las primeras generaciones comerciales de silicio monocristalino y policristalino están por los 20 años y siguen trabajando a un 90 por ciento de su potencia inicial, por lo cual se espera que duren más de 25 años», afirmó Valdés.

Así, aunque la recuperación de la inversión no es inmediata, los usuarios DAC pueden volver a la tarifa subsidiada en cuanto tengan en promedio un consumo menor a 850 kilowatts hora en los 12 meses anteriores a la facturación.

«Durante el verano me pasaron a la tarifa DAC, entonces decidí instalar los paneles, yo espero que para el próximo recibo ya me regresen a la tarifa 1C (subsidiada)», afirmó Claudio Villarreal, a quien la empresa Soleco le instaló paneles solares hace mes y medio, en su casa en el municipio de Guadalupe, Nuevo León.

Con la instalación de celdas solares, los usuarios se convierten en generadores de su propia energía, pero continúan conectados a la red de la CFE.

Así, la energía generada se resta de la energía tomada de la red y las facturas a pagar disminuyen hasta en un 80 por ciento.

Al disminuir los kilowatts consumidos de la CFE, los usuarios DAC regresan a la tarifa subsidiada.

 
 
 
¿Cómo funciona?

Aunque instale su equipo solar, su casa permanecerá conectada a la red de la CFE, pero consumirá menos de ella y pasará a una tarifa más económica por kilowatt/hora.

 
Sistema Fotovoltaico:
 
· La energía solar fotovoltaica es la transformación directa de la radiación solar en energía eléctrica. El principal elemento de un sistema fotovoltaico son los módulos o paneles solares, formados por un grupo de celdas fotovoltaicas protegidas por un marco de vidrio y aluminio anodizado. Estas celdas están hechas principalmente de minerales semiconductores, de los cuales, el silicio es el más utilizado.

·Panel Fotovoltaico: Capta y transforma la radiación solar en electricidad. La luz incidente sobre un dispositivo semiconductor de dos capas produce una diferencia de voltaje entre las capas. Este voltaje es capaz de conducir una corriente a través de un circuito externo.

·Batería. Almacena la energía generada por el panel para utilizarla cuando la demanda supere la producción del panel.

·Regulador de Carga. Encargado de proteger y garantizar la correcta carga de la batería, evitándole daños por sobrecarga y sobredescarga. Los elementos de protección del circuito son interruptores de desconexión o diodos de bloqueo para proteger a cada uno de los elementos del sistema de cualquier sobrecarga o fallo.

·Inversor. Convierte la corriente directa proveniente del panel o la batería en corriente alterna para ser consumida en la vivienda.

 
Fuente: Asociación Nacional de Energía Solar